Grupos mantienen bloqueada sede de la delegación Tlalpan

Redacción / La Jornada

Demandantes de vivienda y pobladores, entre los manifestantes

Desde el domingo pasado, grupos demandantes de vivienda y habitantes de pueblos de Tlalpan tienen tomadoel edificio principal de la delegación Tlalpan, lo cual ha impedido su funcionamiento, el acceso de trámites por ventanilla única e incluso el ingreso de la jefa delegacional, Claudia Sheinbaum Pardo, a su despacho.

Las organizaciones que se instalaron en la entrada principal son del Bloque Urbano Popular y del Congreso Popular, Social y Ciudadano, además de habitantes de pueblos, estos últimos porque aducen que se intenta violar su autonomía.

La toma del edificio se realizó como medida de presión de las organizaciones, porque, señalaron, desde hace varios meses no se han resuelto sus demandas, pese a las negociaciones que han tenido con el gobierno que encabeza Sheinbaum Pardo.

Integrantes del Congreso Popular, Social y Ciudadano refirieron que su demanda es la construcción de un conjunto de vivienda en la zona conocida como La Palma, en el poblado de San Andrés Totoltepec, y que en un principio se dijo había oposición vecinal, por lo que se buscaría el consenso.

Luego se argumentó que el proyecto carecía de un programa de protección civil, pero hasta el momento, indicaron los inconformes, no se ha hecho la revisión y tampoco se ha llegado a ningún acuerdo vecinal, a pesar de que las obras para la construcción de viviendas se iniciarían en esta gestión.

http://tlalpanconsciente.mx/tlalpan/autoridades-sabian-que-el-suelo-de-coapa-estaba-danado-antes-del-sismo/

En el caso del Bloque Urbano Popular y su proyecto de erigir viviendas en Rubí 38, colonia Valle Escondido, la obra fue clausurada por problemas en el programa interno de protección civil, pero durante el proceso un tercero interpuso una demanda ante el Tribunal de Justicia Administrativa, con el argumento de que se construirían 403 viviendas.

El recurso interpuesto, indicaron los manifestantes, es el argumento de las autoridades delegacionales para no liberar el programa de protección civil, donde claramente se dice que la clausura fue por 149 viviendas y no las que se demandaron.

La tercera causa por la que se decidió la toma de la delegación es la presunta violación a la autonomía de los pueblos originarios, porque tras la destitución del subdelegado de San Andrés Totoltepec, el gobierno delegacional, dicen, intenta imponer a Juan Gutiérrez, funcionario de la delegación, como sustituto, cuando es una facultad que compete a la junta cívica de la comunidad nombrar a su representante.

Al respecto, la delegación informó que un grupo vinculado al PRD, encabezado por Gabriel Morgan, tiene tomadas las instalaciones de la demarcación, a pesar de que la Secretaría de Gobierno abrió una mesa de diálogo.

Esta entrada fue publicada en CDMX, Lucha Social, Tlalpan, Vecinos. Guarda el enlace permanente.